Origen y Alcázar Islámico

11-f09be02fd3Pocas ciudades españolas han sufrido cambios en su fisonomía tan drásticos como los que vivió Sevilla desde su origen a comienzos del primer milenio antes de Cristo hasta el siglo XIII, momento en el que adoptó en lo básico su configuración urbana actual. Viviendas, calles y monumentos han ido enmascarando desde entonces su pasado islámico sin lograr eliminar del todo un esquema topográfico y urbanístico que supuso en su momento (el período almohade) una renovación sin precedentes de su apariencia.

Fue tan determinante el impulso político emprendido por Yusuf I a partir de 1172 que en apenas un siglo desapareció cualquier vestigio de la ciudad antigua. Coincidieron en tal empresa las decisiones humanas con los designios de la naturaleza, pues fue durante los primeros siglos del segundo milenio cuando el Guadalquivir, siempre cambiante, desarrolló su actividad más violenta provocando oscilaciones que condicionaron definitivamente laevolución de una ciudad que vivió una verdadera metamorfosis al ampliar considerablemente su espacio habitable

Descarga del artículo: Apuntes-14